Connect with us

Béisbol

Luis Polonia en 1984: “Sólo quería firmar para pagar la hipoteca de la casa de mi madre”

En una entrevista hace unos meses entre el ex pelotero Luis Polonia y Emilio Bonifacio, Polonia contó que pasó mucha lucha para firmar. Siempre hacía de todo en los tryouts y nunca algún equipo le decía nada, siempre elegían a los peloteros más grandes, sin importar que no tuvieran talento.

Pero Polonia tenía su meta de ser pelotero, y más aún, su padre siempre lo apoyaba y le daba fuerzas para seguir adelante. Uno de los objetivos que tenía Polonia para firmar, era que tenía que sacar la casa de su madre de una hipoteca en la que se encontraba.

Polonia sabiendo que una vez que logrará firmar y viajara a los Estados Unidos, debía saber inglés para desarrollarse.

Hasta el punto que hizo diferentes cursos de inglés por correspondencia y otro más, hasta que pudo dominar en gran medida el idioma inglés.

Polonia se encontraba jugando la Liga Amateur de Santiago, hasta que un sobrino de Juan Marichal lo invitó conjuntamente con dos peloteros más para la Academia de Oakland que tenía en Bocachica.

Habían 11 peloteros en la academia, más 3 que llegaron, eran un total de 14 peloteros que vivían en la academia de Boca Chica.

Según relata Polonia, él se acercó a uno de los entrenadores y le dijo, que en el tiempo libre podía darle clases de inglés al resto de los muchachos, para cuando llegaran a Estados Unidos ya estuvieran pulidos.

El entrenador aceptó la propuesta, y así sucedió como Polonia fue profesor de Ingles en la organización de Oakland en Boca Chica. Pasó un mes y pico de entrenamiento duro, cuando fueron llamando uno por uno a los muchachos para firmarlos.

Resulta que firmaron los 13 jóvenes, mientras que a Polonia le ofrecieron un contrato de profesor de Inglés en la Academia. Polonia le dijo: «coño usted me hizo pasar un mes y pico aquí cogiendo lucha, para saltarme con esto.

Mire búsquese otro maestro, que yo no vine aquí como profesor. Además, usted firmó 13 macos ahí que no me dan ni por lo tobillos a mi.

Y le dijo claramente, gracias por lo del trabajito de maestro, pero oiga, yo me llamo Luis Polonia, ese nombre usted lo va a escuchar mucho y se va a arrepentir de no haberme firmado.

Un tiempo después Polonia se enteró que no fue firmado por ser muy pequeño, pero que si era por eso debió decírmelo desde el primer día, relato Polonia.

Llegó a Santiago, y le dijo a su padre que ya iba a soltar el béisbol, e iba a buscar visa para Estados Unidos.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *